Archivos de la categoría 'Morro fino'.

Temporada de hongos

Monday, October 12th, 2009

Cada año por estas fechas, en mi entorno más cercano, comenzamos la temporada de setas. Este año, por primera vez en mi vida, puedo decir que la temporada es “de hongos” en vez de “de setas”.


Primer día al monte con esta intención, junto con los hermanos Lauzirika y Txentxo, que conocen los bosques de Altube a la perfección y que me llevaron por esos parajes mágicos donde las capturas de hongos se cuentan por cestas en vez de por unidades, como hasta ahora lo había hecho.
Fueron dos horas andando de aproximación, tres horas rastrillando varios bosques y otras dos horas de vuelta, pero el premio mereció la pena; no solo por los casi cuatro kilos de hongos que llevamos cada uno para casa, sino por el disfrute de buscarlos y encontrarlos.

La buena debió de ser la semana pasada, que coincidiendo la luna llena con tres días secos antes de tres lluviosos, hizo que un conocido cogiera 19 kg de hongos en Trabakua, para lo que tubo que hacer varios viajes al coche. Pero no vamos a ser egoístas y con lo de hoy me doy por contento para muchas de las jornadas que pateas sin coger nada.
El próximo sábado lo intentaremos de nuevo, que es mi última oportunidad ya que comienzo un master que me dejará hasta marzo sin fines de semana.

Vacaciones de navidad

Monday, January 5th, 2009

Yo siempre que he podido he preferido coger todos mis días de vacaciones en verano. El verano me encanta y los días del invierno me dan un poco igual y no me importa trabajar de continuo. Aunque algunas veces me he guardado unos días para un viajecito, no suelo guardar días y menos para navidades, que es una celebración que no me gusta nada.

Pero este año ha sido diferente: En animatu tenemos un convenio en el que cogemos todos los puentes posibles, y la casuística ha querido que esta navidades hayan caído de tal manera que quitando unos días de curro que han quedado sueltos, he tenido casi más días de vacaciones que en verano.

Ya se han acabado y mañana me toca vuelta al cole y estoy con un bajón tremendo. La sensación que tenía hace un rato es que no los he aprovechado bien y que no he hecho muchas cosas, pero me he puesto a enumerarlas y me quedo más tranquilo: He tenido dos comilonas en el txoko, más otras cuatro en casa de mi ama, una en la de la de Mari, y una de restaurante con los colegas de Lekeitio, dos juergas y cuatro txikiteos, una media maratón, un cross de 12 km y otro de 7, una subida al monte, un día esquiando en Formigal, he hecho leñas para mi estufa para casi todo el invierno, he aislado la furgoneta, le he hecho las cortinas para poder dormir dentro y la he conducido 800km, he visto 10 películas, casi me leo un libro y he dormido una media de más de 8 horas al día.

Si a esto sumamos las horas que he pasado cocinando, limpiando, en el súper o comprando los regalos, no se como lo he podido meter todo en estas mini vacaciones.

Creo que no puedo estar triste por no haber aprovechado el tiempo, aunque si porque mañana me toca volver a trabajar.

Aste Nagusia 2008 II

Friday, August 22nd, 2008

La otra gran cita que se repite todos los años en esta mágica semana es la cena en el txoko con mi cuadrilla de Lekeitio. Pero este año ha sido diferente a todos, ya que por primera vez en los últimos diez años yo no me encargaba de hacer la comida.

Después del estrepitoso fracaso de la innovadora comida que intenté hacer el año pasado y las numerosas críticas que recibí, Rober y Txiro decidieron darme el relevo por un año, y encargarse ellos de la comida. En el último momento Rober ha dejado colgado a Txiro, pero este ya he recibido suficientes ayudas para hacer un guisado exquisito y un salmorejo de primero que estaba muy muy bueno. Yo decidí hacer el postre, y volvía a la innovación con un flan de Baileys que me quedo muy dulce, y una gelatina de patxaran, que estaba bastante buena, pero que las cantidades eran un poco grandes por persona y se hacía un poco pesado. Innovar es lo que tiene, que es difícil clavarlo.

Después la fiesta con pamelas de sombreros, íbamos todos y todas bien elegantes. La lluvia hizo presencia en gran parte de la noche, pero encontramos donde cobijarnos para no para de bailar a pesar de las inclemencias. Yo supe controlarme cuando ya llevaba bastante alcohol en el cuerpo, cosa que otros no supieron hacer y acabaron como acabaron.

Aste nagusia 2008

Sunday, August 17th, 2008

Un año más ha llegado la aste nagusia, que es la semana grande de las fiestas de Bilbao. Esta semana siempre tengo vacaciones ya que en Animatu es la única semana del año que cerramos y las vacaciones son obligatorias.

El txupinazo siempre se celebra el primer sábado después del día de la virgen. Y yo ese día siempre tengo cena en casa de Leti. Siempre intento convencerle de que no hay porque hacerlo todos los años allí, porque siempre le toca a ella currarse la cena, pero ella es cabezota y no hay manera de persuadirle. La verdad es que salir del portal y estar en el centro de la fiesta está muy bien. Y poder ver los fuegos desde el tejado es una pasada.

Este año la cena fue también una pasada, a destacar una ensalada de canónigos con queso de cabra y nueces, y las brochetas de langostinos.

Después de fiesta no nos movimos mucho, pero lo pasamos muy bien. Nos quedamos en la txozna de Mamiki hasta las seis de la mañana. Ponían música guay y no hacía falta cambiar de txozna y arriesgarte al aburrimiento.

De allí fuimos al Badulake porque ya estaban cerrando las txoznas y la música casi no se oía. La fiesta siguió por muchas más horas para algunas, pero yo me fui a casa porque estaba bastante cansado y un poquito borracho.

Innovacion vegetariana

Friday, June 8th, 2007

Los primeros jueves de cada mes, Andoni Arrieta del restaurante Kikara realiza un ejercicio de innovación en cuanto a la comida vegetariana se refiere. Hay que acudir bajo reserva, y tienes que estar allí a las 21:30. Se espera más o menos a que llegue todo el mundo y se sienta a todos a la vez. No hay que elegir menú, solo el vino, y los platos los van sacando para todos a la vez. El ritmo es el apropiado. El servicio encantador, aunque también hay que decir que Juan que fue nuestro camarero es amigo mío.

A la cena acudimos cuatro amigos del buen jantar, que nos gusta encontrarnos en este tipo de eventos, aunque nos toque cocinar a nosotros.

De vino pedimos Terras Gauda un vino blanco albariño.

Sorbete de naranja

De aperitivo nos sacaron un sorbete de naranja sanguina sobre caldo de tomate. El sorbete estaba helado, al igual que otras cosas de otros platos. André decía que este cocinero tenía una heladera de marca muy conocida que costaba medio kilo, pero he estado mirando y se pueden encontrar más baratas.

Como primer plato crema de garbanzos y cilantro con trigo y brotes germinados, en los que la crema jugaba en el paladar con las texturas de las semillitas.

Después ensalada de melón a la plancha con helado de queso azul y pomelo. Lo de planchar fruta es una gran idea: sencilla y resultona.

Como tercero queso brie crujiente y semilíquido con tartare de aguacate y menta. Era como un rollito de primavera pero la cobertura era una especie de crep de queso tostado y el interior era el propio queso semi fundido. Después la salsa de aguacate y menta era solo eso, pero estaba riquísima.

Crema de garbanzos

Para cerrar un postre de titulo sugerente: El rojo de sus labios, que estaba compuesto de varias frutas rojas caramelizadas con una salsa amarga y acompañadas de una gelatina con sabor y forma de las piruletas de corazón.

Lo mejor de todo no es cenar 5 platos exquisitos, sino la originalidad e innovación de los mismos. El precio no tiene competencia, y creo que se va a convertir en un “must” casi todos los primeros viernes de mes.

Cena en casa

Sunday, May 27th, 2007

Debido a la casa que tengo casi no suelo hacer cenas en casa. No es por falta de sitio, que de eso me sobra, sino por que la mayoría de mis amigos viven en el centro, y siempre cenamos en casa de alguno de ellos. Otro factor es el frío que hace en mi casa, y que hace que solo pueda invitar a mi la mitad de los días del año.

Quería prepara algo nuevo y arriesgado. Hacer algo que no has hecho nunca siempre es arriesgado, porque se te escapan cosas que no pueden tener en cuenta que te van a pasar. Así que hice un plan mixto: Algo que ya había hecho una vez, algo que he hecho muchas veces y se que me queda bien, y un par de cosas que no había hecho nunca.

Lo más arriesgado era un gazpacho de manzana, que había hecho André en una cita gastronómica. Me quedo muy pesado, más parecido a un puré que a una sopa, pero hoy mezclándolo en un 50% con agua me ha quedado buenísimo.

Después volví a hacer unas rabas verdes, y un wok de verduras, que me salen buenísimos, y de postre una variación del batido de fresa que suelo hacer muchas veces, y también me quedó muy rico.
Para beber abrí una botella que me había mandado una amiga, que lo había embotellado un tío suyo y que ella había diseñado la etiqueta. Un vino muy diferente a lo que estamos acostumbrados, pero a mi me gustó mucho.

Cena

Al final quedamos encantados pero empachadísimos y casi no podíamos movernos al bailar en el Conjunto. Yo me fui pronto a casa, pero los demás se quedaron bailando hasta las tantas.

Menu de verduras

Sunday, May 20th, 2007

Últimamente me está dando por hacer platos con verduras. Lo que hago es versionear un plato típico sustituyendo el elemento principal por verduras.

El otro día en el Club Gastronómico de los Bigotes Bailongos, hice un plato de Rabas verdes, que en la prueba que hice el día anterior me quedaron de pena, pero en la misma cena, me salieron genial. No son más que rabas en las que en vez de txipiron se usa pimiento. En teoría es fácil, pero después tiene sus trucos.

Vainas a la Carbonara

Hoy me he hecho unas vainas a la carbonara. La sustitución también es simple: cambiar las vainas por la pasta y hacer salsa carbonara. La única cosa es cortar las vainas en tiras a la juliana muy finas y hacerlas en el Wok, y después añadir la salsa. Quedan muy efectistas.

Berenjenas asadas

Monday, April 9th, 2007

Hoy tenía ganas de cenar algo especial. He tenido que trabajar un montón de horas a pesar de que hoy era festivo, y al llegar a casa me apetecía algo diferente a los de siempre. Y es que cuando digo especial es no cenar ensalada, que es lo que hago casi todos los días. La ensalada para cenar me encanta, y la suelo acompañar con algo de carne, pollo o pescado dependiendo del hambre que tenga y de lo que tenga en la nevera.

Tenía un solomillo que sobro ayer de la comida del aberri eguna, que en mi casa se celebra por todo lo alto de toda la vida, con ikurrriña en la ventana incluida. Pero me apetecía algo inédito en mi cocina.

Berenjenas asadas

También tenía una berenjena que me trajo mi hermana de valencia, de una huerta ecológica que tienen unos amigos suyos. La receta bien fácil: cortar la berenjena en rodajas, ponerla en la plancha hasta que se dore por las dos caras, y al llevarla al plato echarle sal gorda por encima y un chorrito de aceite de oliva. No se si era la pinta, que la berenjena era ecológica, o que después de un largo día cualquier cosita que se saliera de la cotidianeidad me iba a hacer ilusión, pero me ha sabido riquísima.

Cena sencillísima, muy rápida y muy rica. Os la recomiendo a todos.

Hacer nada

Friday, April 6th, 2007

Siendo yo bastante inquieto y un poco hiperactivo a veces, cuesta un poco “hacer nada” Para otros es fácil y lo pueden hacer cualquier día, pero para mi es complicado porque siempre me parece que estoy desperdiciando mi tiempo.

Descansando en una trerraza

El mejor sitio y el mejor momento para hacerlo es Semana Santa en Lekeitio. Aquí casi todo el mundo viene a no pegar ni golpe y es que el pueblo y la climatología lo ponen muy fácil.

Darte un paseo por la playa, sentarte en una terracita, una pica con unas aceitunas, o unas rabas, y un vino de Rueda, que te pegue el sol en la cara, pero que no pases calor porque también te da el viento fresco.

Después siesta, duchita y por la tarde más de lo mismo. Unos de esos pintxos esculturales que ponen en Lekeitio y casi no hace falta ni cenar. A la cama con la sensación de que el día ha pasado sin más, pero que estás mucho más relajado que ayer.

Después de cinco días trabajando muy intensamente, me viene de maravilla un par de días de descanso. Que pena que el domingo tenga que currar de nuevo y no me pueda quedar más días. Habrá que repetir plan algún fin de semana.

Cronica desde la nieve Volumen 3

Sunday, January 28th, 2007

Ya estoy en casa y muy contento, porque se han cumplido mis mejores deseos: he llagado con todas mis extremidades en perfecto estado.

La nieve no es tan peligrosa como pensaba. Aunque te caes muchas veces, la mayoría no te haces daño. No es como hacer skate, donde es bastante fácil partirse la crisma.

Además hoy casi no me duele nada. No tengo agujetas y solo me duele el hombro y la mano izquierda de una de las tortas que me pegué contra otro esquiador.

Postre

Ayer la cena fue una pasada. A destacar unas cigalas con un acompañamiento de tomate, cebollino y otra hierba que no descubrimos, acompañado de una salsa de ajo, y unos dulces que nos sacaron con los cafés que eran como gominolas, pero exquisitas. Lo demás también estaba a la altura, pero no me quiero enrollar con cada plato.

Después de la cena tomamos un cubata en el Troika, que están guays porque te los sirven en copa, pero esta lleno de puretas. De allí pa casa y yo seguido a la cama que estaba muerto.

Hoy levantarnos y limpiar todo. No hemos subido a esquiar y nos hemos ido a tomar un vermouth y a comer a un pueblo que se llamaba Valgañón: Comida tradicional riojana. Y como no, yo he comido como un animal y ahora estoy medio empachado, así que me iré sin cenar a la cama.

La experiencia de la nieve ha sido genial. Ya me imaginaba que me iba a encantar. Pero no ha sido tanto por la nieve, sino por el rollo de ir un grupo de amigos y todo los que hay al rededor. La próxima me gustaría probar con el Snow pero necesito alguien que me enseñe, alguien se ofrece?

Esquiar mola, eso está claro, pero pillar olas mola más.